A falta de pan… cabezazos contra la pared

Esto le hice a la pared hace poco // Broken wall por Mary Trebilco CC-BY

Esto le hice a la pared hace poco // Broken wall por Mary Trebilco CC-BY

La verdad, algunas veces pasa que tienes preparado o planificado trabajar en una nueva entrada y todo sale mal. Para la entrada del pasado miércoles pensaba hablar sobre la demo del nuevo Silent Hill Resident Evil. Explayarme un poco sobre ella, comentar qué me había parecido y hablar sobre lo que podríamos encontrarnos. Siendo un aficionado a las sagas de Resident Evil y Silent Hill, ¿qué menos? Sin embargo, una serie de inconvenientes técnicos y mala gestión del tiempo me han impedido meterme de lleno en el asunto. ¿Qué le vamos a hacer? En esta situación, y porque no quiero dejar a la gente sin entrada, me encuentro escribiendo de forma apresurada otra entrada con todo lo que ello conlleva.

Me interesaba especialmente este tema dado que, últimamente, estaba intentando rejugar los viejos Silent Hill en busca de ideas para uno de los proyectos en los que me encuentro trabajando. Y sí, he dicho bien intentar. Con la psx fastidiada, no me quedaba otra que descargar un emulador y empezar a darle en el ordenador. Estaba yo disfrutando del juego y pasándolo como un enano cuando llego a la parte en que sale Dalhia Gillespie, y ahí se congela el juego. Pensé que era un fallo del rom y me descargué otro, mismo resultado. Total, que pienso que el problema puede deberse a algo exclusivo del juego en PAL europa y me descargo la versión de NTSC. Como no son compatibles, vuelvo a pasarme a todo correr los primeros compases del juego: encontrar la llave en la caseta del perro, las tres llaves del eclipse para que me deje pasar a la otra parte del Viejo Silent Hill, y el colegio en sus dos modalidades: versión oscuridad y versión Otherworld (esto os sonará si habéis jugado al juego siendo más peques).

Nada. Otro fallo casi en el mismo momento de cargar la conversación tras la misma escena. Pienso que es cosa entonces del emulador, así que decido cambiarlo por otro. Paso de probar con versiones antiguas del mismo emulador porque, en fin, sí es posible que el mismo error no se produzca, pero decido apostar por otro nuevo. Cuando lo prueba, resulta que no lee los archivos del rom, y que voy a necesitar una iso. Teniendo en cuenta lo que pesa algo así, y que aún así podría contener errores porque quienes suben las isos rara vez comprueban que el contenido sea correcto, decido hacer mi propia iso usando el disco del juego original de psx. Más fallos. No recuerdo si había alguna forma de convertir en iso si el disco tenía protección anticopia. Al final, lo mando a tomar por saco y paso del asunto. Sí podría haber buscado partidas guardadas que avanzaran la escena que me daba problemas en el primer emulador y ponerme a jugar a partir de allí pero, ¿seguro que ese iba a ser el único problema que encontrara? ¿No se pararía en alguna otra parte? Me jodería mucho llegar a la escena final y que tuviera que verla en YouTube porque el emulador se niega a cooperar. Además, ya había dedicado mucho más tiempo a solucionar el problema de lo que habría tardado en pasarme el juego. En ese punto, abandono, y me miro las escenas en YouTube como consolación. No es lo mismo, pero a ver…

Ni corto ni perezoso, voy a jugar a Silent Hill 2, que ese juego sí salió para pc. Comienzo a ponerlo y me da problemas: al cargar, guardar partida, los controles hechos un lío, la música se pone en bucle. “Joder” pienso “este es el cuento de nunca acabar”. No obstante, me pongo a investigar un poco, y me bajo un mod para mejorar las texturas, un parche con bugs corregidos para el juego, y logro entender que, para cuando salió el juego, los procesadores eran de un solo núcleo, así que asigno el juego para que funcione en afinidad con un solo núcleo. Esta vez sí funcionó, y pude empezar el juego.

La historia acaba aquí: una vez que llevo como media hora jugando, harto de los controles, harto de que el personaje se mueva como un tanque, ya se me han pasado las ganas de jugar. Vaya movida que he tenido que pasar para llegar aquí, y al final, no estoy seguro de que haya merecido la pena. Me apetecía una maratón de Silent Hill, pero va a ser que no, y lo dejaré para cuando tenga más ganas. Volveré a mi querido Final Fantasy XV, que aún no he terminado, y me olvidaré durante una temporada de Silent Hill, de Resident Evil y de todos sus amigos.

“Vaya problemas del primer mundo tienes”, pensaréis. Y lo pensaréis con razón, pero hay que ver cómo fastidia cuando te pasan.

Saludos y abrazos.

You may also like...

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.

La legislación española obliga a nuestro blog a mostrar este molesto mensaje. Si continuas navegando consideramos que aceptas el uso de cookies. Si quieres saber más sobre la política de cookies, pincha en el enlace para más información.plugin cookies

ACEPTAR
Aviso de cookies
A %d blogueros les gusta esto: