La ilusión no te deja dormir

Yo puedo dormir en cualquier lado // sleep por charis_raya CC-BY

Quizás si lo hago aquí nadie se de cuenta // sleep por charis_raya CC-BY

Espero no ser el único al que la ilusión no le deje dormir a veces. ¿Recuerdas cuando eras más peque esa noche antes de Reyes o aquellos días que no podías dormir ilusionado imaginando cómo ibas a jugar con tu nuevo juguete al día siguiente? Pues algo así me sigue pasando a veces. Por supuesto, ya no hablo de juguetes. Pueden ser mogollón de cosas: quizás un juego nuevo que sabes que vas a disfrutar, o una partida que te está gustando especialmente. ¿Te ha pasado eso alguna vez?

Esos momentos en que te acuestas y tienes la cabeza a mil por hora pensando en todas las posibilidades que se despliegan ante ti como un abanico de sueños prometidos que sabes que pueden y van a cumplirse. Supongamos que estás jugando una partida de la leche, con todos los elementos que no podrías ni imaginar pero que han salido cojonudos y piensas en qué te espera en la siguiente. O quizás seas un director al que las últimas sesiones le hayan traído muchas alegrías y te den fuerzas para más. Quizás hayas leído un libro y tengas la inspiración trabajando al 100% y se te hayan ocurrido mil ideas para una partida. ¿No es maravilloso? Es como retraerse a esa edad donde cualquier cosa podía hacernos soñar. Entonces todos somos como niños.

Quizás escriba esto porque, en cierta manera, me siento así esta noche. Pienso y le doy vueltas a mi nueva y flamante ambientación y partidas y es que hay tantas y tantas cosas que quiero hacer y a las que puedo dar cabida en un mundo tan lleno de posibilidades que el corazón me salta en el pecho, eso mismo es la ilusión, y así me gustaría sentirme con tantas cosas en todos los aspectos, aunque ya sólo sean unas pocas las que me inspiren esta sensación.

Lo mismo estoy comportándome de una manera un poco infantil, ¿pero qué leches? Nadie podría recriminármelo ni echarme por tierra esa ilusión, porque la ilusión ahora mismo es más grande que cualquier pega que me pudieran poner. Es parte de la chispa que me provoca jugar e imaginar y diseñar elementos para los juegos de rol, y admito que el mismo Distrito Digital me ha hecho sentir así muchas veces también. Que este blog se convierta en el portavoz de lo que siento en estos momentos, y vosotros en mis confidentes.

Decidme, ¿vosotros también tenéis estas experiencias o soy yo solo? Me niego a pensar que soy la única persona que atesora este tipo de experiencias y a día de hoy sea el único capaz de seguirlas reviviendo. ¿Por qué tipo de cosas sentís vosotros esa pasión o ilusión? ¿Hay alguno que se sienta así también por temas relacionados con el rol? Me gustaría leer vuestras experiencias.

Un saludo y buenas noches.

You may also like...

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.

La legislación española obliga a nuestro blog a mostrar este molesto mensaje. Si continuas navegando consideramos que aceptas el uso de cookies. Si quieres saber más sobre la política de cookies, pincha en el enlace para más información.plugin cookies

ACEPTAR
Aviso de cookies
A %d blogueros les gusta esto: