Malviviendo: la serie

¡Cuantas chorraditas curiosas podemos encontrar en internet! Vídeos de gatitos, memes, cafradas de 4chan, blogs de gente contándote sus penas o experiencias sexuales… Y entre tantas cosas interesantes, resulta que mi buen amigo Icenri, andaluz de pura cepa con un afilado sentido por vivir la vida, me cuenta sobre la serie que me tiene enganchado en estos momentos.

Lo cierto es que cuando me habló por primera vez de esta serie, tomé sus comentarios con una pizca de sal (ya se sabe, la tan conocida tendencia a exagerar… y os lo dice alguien con sangre andaluza. (Sé tanto de Andalucía que podría escribir una enciclopedia a mano sobre el tema. (Paréntesis dentro de paréntesis dentro de paréntesis. (…)))). Volviendo al tema, el caso es que fue una estupidez por mi parte no fiarme inmediatamente de él porque ha sido alguien que me ha recomendado series tan buenas como Maho Shojo Madoka Magika y Higurashi no Naku Koro Ni, serie de la cual ya hablé anteriormente en este mismo blog.

En fin, que fui un gañán como siempre que se me propone algo nuevo. Merecía la pena al menos ver un capítulo para que no se diga que rechazo ver una serie sin haberle dado una oportunidad (este maldito orgullo orco mío) y a ello fuí. Puse el primer capítulo y… bueno, para qué mentirte, me pareció una idea buena bien ejecutada pero quizás fuera por el tono o por vivir en un barrio similar al retratado en este primer capítulo que no me pareció una maravilla tampoco. Buena, pero no genial.

“Pero tío, ¿qué me estás contando? Pones la serie a parir y escribes una entrada sobre ella. ¿Te crees crítico de cine o algo así?” No, no me gustaría nada parecerme a un crítico de cine, así que sigue leyendo, cohone. Tengo que mencionar que en el momento de verme el primer episodio no estaba de muy buen humor ni con ganas de probar algo nuevo… uno de esos días que no sabes si seguir levantado media horita más o irte a dormir y que el día acabe rápido.

Pasaron los días y le dí una segunda oportunidad a la serie. ¿Resultado? Malviviendo es una serie COJONUDA. Así, con mayúsculas.

La serie va subiendo enteros según avanza y encuentras que los cuatro protagonistas están bastante bien desarrollados y cumplen su función en todo momento. Malviviendo trata de cuatro amigos de un barrio de mala muerte de Sevilla. Cuatro delincuentes que están muy mal de lo suyo. A través de una serie de sucesos, se meten en situaciones muy diversas parodiando en varias ocasiones otras series de éxito como pueden ser Me Llamo Earl, Breaking Bad, Prison Break. También contiene otros puntillos frikis y sus propias curiosidades.

Nuestros protas son El Negro, natural de Canarias y fumeta empedernido que se hace pasar por un inmigrante rumano para trabajar como gorrilla; El Zurdo, uno de los mejores camellos del barrio, conocido por su gran colección de camisetas de fútbol, su aficción a las mujeres difíciles de mirar y por su increíble torpeza; El Postilla, que posee una combinación de dos enfermedades incompatibles entre sí: cleptomanía y narcolepsia; y El Kaki, un tipo duro minusválido veterano de guerra y fitofílico con una boquita que no veas, el jodío.

Malviviendo es una serie que comenzó ya hace unos añitos y se fue haciendo popular por el boca a boca al punto de hacerse tremendamente popular, sobre todo en Andalucía. David Sáinz, al cual podéis ver comiendo en la imagen de al lado (tal y como acabas de hacer tú), es el guionista, director y uno de los protagonistas de la serie.

Dentro de poco no habrá ni una, ni dos, ni tres… sino tres temporadas de Malviviendo para ver desde YouTube, servicio en el cual comenzó a hacerse famosa esta gran serie. Cada parte consta de 10 capítulos, mas algún mini capítulo bastante curioso.

Me he dado cuenta de que si te lo cuento todo por aquí, vas a conocer Malviviendo mejor que sus propios creadores, así que te dejo un enlace a su página web, donde podrás disfrutar de toda la serie y un vídeo con el primer capítulo. Dale una oportunidad, te aseguro que te va a molar.

Malviviendo

Nada más que decir aparte de que David Sáinz no me ha pagado por hacerle publicidad a su creación (Esto es para David Sáinz y que nadie más lo lea: Me debes un litrito, colega :P). ¡Hala, que seas feliz este finde! Y recuerda que hasta el nabo todo es toro.

¡Un saludo!

Por cierto, esta entrada va dedicada muy especialmente a mi buen amigo Icenri. ¡Un abrazo muy fuerte, tío!

You may also like...

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.

La legislación española obliga a nuestro blog a mostrar este molesto mensaje. Si continuas navegando consideramos que aceptas el uso de cookies. Si quieres saber más sobre la política de cookies, pincha en el enlace para más información.plugin cookies

ACEPTAR
Aviso de cookies
A %d blogueros les gusta esto: