Parasomnia: Interrogatorio

La visión de un perturbado // Disturbed por Salem Eames CC-BY-SA

La visión de un perturbado // Disturbed por Salem Eames CC-BY-SA

La grabación que se transcribe a continuación ha sido fruto de mucho trabajo de investigación. A pesar de contener algunos pasajes alterados o directamente borrados, consideramos que su valor informativo excede con mucho los riesgos de su publicación. Rogamos que esta transcripción se dé a conocer lo más rápido posible y su contenido se vuelva viral, así será más difícil que sea silenciada. Seguiremos trabajando para que la gente sepa lo que los gobiernos ocultan a sus ciudadanos.

Esta entrada puede contener imágenes, audios y/o vídeos no aptos por su contenido violento o extraño para todos los públicos. Aconsejo que si eres una persona sensible o no tienes la edad suficiente, pases de largo esta entrada y disfrutes del resto del contenido que ofrece el blog. Estás advertido.

02:17:1253 – 27 de marzo, <borrado>

El sujeto presenta varias contusiones y heridas por todo el cuerpo. Fue encontrado en <borrado> junto a tres cadáveres, dos de ellos niños de entre 4 y 6 años. El tercero cuerpo se sospecha podría pertenecer a un tercer niño, pero el estado del cuerpo hace difícil su reconocimiento. El sujeto se rindió inmediatamente tras la aparición de la policía. He aquí la transcripción de su interrogatorio.

<La puerta se abre. El Inspector RL entra en la sala. Cierra la puerta y se acerca.>

RL: Una noche complicada, ¿no es así?

Sujeto: Una noche de mierda como otra cualquiera.

RL: Bien, veo que no ha querido identificarse. Dígame por qué.

Sujeto: No tengo nombre. No ahora, no aquí.

RL: ¿Cómo debería dirigirme a usted entonces?

Sujeto: No tiene importancia. No sé. Llámeme Jesús.

RL: Jesús entonces. Cuénteme, Jesús, ¿qué hacía usted a esas horas en la escena del crimen?

Jesús: ¿No tendrá un cigarrillo por casualidad?

RL: Aquí no se puede fumar.

Jesús: Vamos, no me joda. ¿Me van a mandar al trullo o a la silla eléctrica y no puede darme un puto cigarro?

RL: Está bien, cálmese. Aquí tiene.

<Sonido de chasquido. Jesús deja escapar una bocanada de aire.>

RL: Y ahora cuénteme lo que pasó.

Jesús: Verá, sé lo que piensan, pero no fui yo quien mató a esos críos. Por supuesto, no espero que me crean. Allá va de todos modos: estaba a la busca y captura con mi equipo de cierta criatura… digamos peculiar.

<Una pausa, otra bocanada.>

RL: Una criatura peculiar. ¿Se refiere usted a algún tipo de animal?

Jesús: No, no un animal. Otra cosa. No es exactamente un animal o cualquier otra cosa que haya visto usted antes. Digamos que es otro tipo de criatura, algo que escapó de un lugar muy lejano y acabó aquí por error. Nuestra misión consistía en cazarlo en el mejor de los casos, o destruirlo en el peor.

RL: Habla usted como si no hubiera estado solo. ¿Quiénes eran los que le acompañaban y por qué no estaban con usted cuando le encontramos?

Jesús: Ese hijo de puta los fue cazando uno a uno. No nos lo esperábamos, no estábamos preparados para enfrentarnos a ese bicho. Lo repetí mil veces a mi superior, pero no me hicieron caso. Ahora esa criatura está suelta y la gente corre peligro. Le pediría que enviara una patrulla para evitar que hubiera más víctimas, pero ustedes no pueden hacer una mierda. Están jodidos, a no ser que me dejen libre y pueda informar de esto a mis superiores.

<Se hace el silencio durante unos segundos.>

RL: Así que estaba usted en una misión, sus compañeros fueron eliminados y trabaja para algún tipo de organización o ejército que se encarga de capturar animales extraños. ¿Lo he entendido bien?

Prison por Kim Daram CC-BY-NC

Prison por Kim Daram CC-BY-NC

Jesús: Usted puede creer lo que le salga de los huevos, pero no se cachondee de mí. Hay cosas más chungas por el mundo de las que usted cree, gracias a nosotros los señoritos como usted pueden dormir tranquilos en sus casas, sanos y salvos. Los que nos jugamos la vida ahí fuera somos nosotros, así que no me toque los cojones. Verá, entiendo que esto parecen delirios de un loco, pero todo es cierto. Ustedes están en peligro, yo necesito salir de aquí y ponerme en contacto con mis superiores cuanto antes. Si dejan que pasen unas horas más, quién sabe cuantas más víctimas habrá. No pueden hacer absolutamente nada: no pueden huir, no pueden esconderse. Él los huele. Sabe dónde están. Los encontrará. A todos. Los encontrará y los matará. O algo mucho peor. ¡Suélteme de una puta vez!

RL: Sabe muy bien que no podemos hacer eso. Por favor, cálmese y hábleme sobre ese monstruo o lo que sea.

Jesús: Es demasiado tarde. Él conoce mi olor, y ahora me estará buscando. Es sólo cuestión de tiempo que me encuentre, y entonces moriremos todos. Usted, yo y todos los que se encuentren en <borrado>. No entiende una mierda y está condenando a todos. ¿Quiere saberlo? Muy bien. Se trata de un cazador, una entidad que no pertenece a este mundo. Una criatura que se comporta erráticamente, un cazador perfecto que no se amedrenta ante nada. Tiene una inteligencia superior a la nuestra, y ni todas las armas de este lugar nos ayudará cuando llegue. Para él, esto es un juego de niños, pero para nosotros es un tema muy serio. ¿De verdad cree que puedo hacer explotar desde dentro a un crío, tal y como lo encontraron, con mis manos desnudas? Si es así, es usted un estúpido sin remedio que se merece lo que pueda pasarle.

RL: No creo que…

Jesús: ¡Silencio! Lo oigo. Ya viene. Sus presas pueden sentir su cercanía. Eso es lo peor. Saber que estás muerto y no poder hacer nada para evitarlo.

<Se oye una respiración pesada que va creciendo de volumen.>

RL: Joder, la luz.

<Un chasquido líquido. La respiración se acelera.>

RL: ¿Qué está usted haciendo? ¿Qué es esto pegajoso? Vamos, ¿qué coño hace? ¿Está ahí? ¡RESPONDA!

<Un crujido espeluznante, de nuevo el chasquido líquido.>

<La respiración se hace más pesada, se oyen resuellos que recuerdan lejanamente a una risa.>

<Se oyen pisadas y voces. La puerta se abre.>

Otros: ¿Qué? ¿Qué cojones ha pasado aquí?

<Sonidos de arcadas. La grabación termina aquí.>

La grabación se corta abruptamente. La sala estaba completamente vacía cuando encontramos a los dos agentes visiblemente trastornados. Tras lo ocurrido, <borrado> y <borrado> fueron trasladados al hospital. Allí falleció <borrado> debido a un arresto cardíaco. En cuanto al agente <borrado>, se encuentra internado en un psiquiátrico balbuceando frases inconexas sobre lo masas de carne sangrientas. Ha sido diagnosticado con <borrado>, y no para hablar de un resuello que le acompaña todas las noches.

Fin del informe.

 

Go to sleep

You may also like...

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.

La legislación española obliga a nuestro blog a mostrar este molesto mensaje. Si continuas navegando consideramos que aceptas el uso de cookies. Si quieres saber más sobre la política de cookies, pincha en el enlace para más información.plugin cookies

ACEPTAR
Aviso de cookies
A %d blogueros les gusta esto: