Ragnarok Online

Con este nombre se conoce a una serie de productos que van desde los videojuegos hasta figuras o anime. Ragnarok Online viene del videojuego MMORPG con el mismo nombre, existe también un Ragnarok Online 2 (ambos para PC), también otros videojuegos como Ragnarok Battle Offline y algún juego para Nintendo DS basado en esta franquicia. En este artículo me dedicaré a hablar únicamente del MMORPG Ragnarok Online pero, dado que hay mucho que contar y no va a entrar todo en esta entrada, os aconsejo que si queréis ampliar información entréis en su artículo de Wikipedia (Ragnarok Online) e incluso que lo probéis vosotros mismos (el juego no llegó a salir oficialmente en España pero se liberó su código para hacer servidores privados gratuitos o con microtransacciones).

Ragnarok Online es un juego creado por los coreanos Gravity y se da lugar en un mundo mezcla de mitología vikinga y mitad medieval-fantástico con algunos toques de otras culturas como podría ser japón, china, alemana, etc. El juego en sí tiene un acabado muy llamativo (aunque ya es algo viejo) siendo los personajes dibujos en 2D y los entornos siendo 3D. El juego es muy complejo ya desde el principio sobretodo si se pretende ser competitivo al final aunque es fácil entender cómo funciona en un principio. Sin embargo hay páginas que se encargan de explicar bien hasta lo más complicado. Al final del artículo hay links a ellas.

Todos los jugadores comienzan eligiendo un sexo para su cuenta y, por ende, todos los personajes de esa cuenta tendrán el mismo sexo, pero ahí acaban las limitaciones. Al principio encarnaremos a un novice, digamos, la primera clase que existe en el juego. Con el novice conseguiremos las habilidades básicas del personaje (tan básicas como sentarse para recuperar salud y maná o poner los bocadillos de expresión). Según avancemos niveles tendremos que hacer una prueba (o simplemente hablar con un personaje para que nos cambie de clase, cada servidor difiere en este aspecto, aunque en el original hay que hacer una quest) que al pasarla nos cambiará de clase a los llamados “Clases Primarias”: Swordman (guerrero), Mage (mago), Archer (arquero), Merchant (mercader), Acolyte (curandero), Thief (ladrón) o a una Clase Primaria Especial (que no puede evolucionar en otra clase posteriormente al menos hasta llegar a nivel 99: Taekwon (especializado en Taekwondo, aunque esta sí puede evolucionar), Gunslinger (especializado en armas de fuego) o Ninja.



Más adelante, hay otro cambio de clase dependiendo de lo que hayas escogido al principio. Generalmente se puede escoger entre dos clases por cada opción; así por ejemplo un Thief podría ser Assassin (asesino) o Rogue (Pícaro). La excepción está en el Gunslinger y en el Ninja, que no tienen acceso a estas clases.

Ya en nivel 99 podremos “renacer”, es decir, comenzar de nuevo a nivel 1 pero más fuertes y acceder a las últimas clases del juego. Comenzaremos siendo un High Novice y de ahí pasaremos al “High” Clase Principal para posteriormente llegar a las últimas clases. En el ejemplo de que fuéramos anteriormente Assassin, al renacer seríamos High Novice, para terminar siendo o bien Assassin Cross (un asesino mucho más potente y preciso que el anterior) o Guillotine Cross (asesino especializado en venenos).

Sé que esto puede parecer complicado en un principio, pero a las horas de juego se hace bastante sencillo de entender. En el artículo de Wikipedia del juego tenéis una tabla sobre cómo acceder a las clases que queráis.

El juego es conocido también por su variedad de monstruos, a cada cual más extraño, como los que solemos matar al principio, los “Poring”, una especie de bolas rosas con ojos y boca que se tragan los items del suelo. Y por supuesto los “boss” que nos encontramos, en este juego llamados MVP (monster versus player), algunos tremendamente complicados que necesitan estrategias particulares para ser destruidos, aparte de varios jugadores que luchen contra él.

El aspecto de nuestro personaje puede ser modificado, pero generalmente se limita a cambiar el estilo y color de pelo además del color de la ropa. Comprando o adquiriendo de otra manera otros items, podemos ponerle desde orejas de conejo hasta un sombrero con forma de mierda (literalmente) y una nariz de payaso o una tostada en la boca.

Existen infinidad de items tanto consumibles como pociones o zumos como equipables como armaduras, máscaras, capas, etc. Algunos de los más buscados son las armaduras que tienen efectos mágicos que “comban” y sobretodo las cartas de ciertas criaturas. De vez en cuando un monstruo “dropea” una carta (con un drop muy, muy bajo) que sirve para “engarzarla” a un arma y así hacerla más potente. Algunas cartas incluso de criaturas débiles se hacen vitales en ciertos momentos del juego.

Dentro del juego es posible adoptar mascotas gracias a ciertos items como huevos que se incuban. Las mascotas tienen sus propias habilidades si su afinidad con el patrón es muy alta o incluso pueden atacar a sus enemigos si es que ven a su dueño en problemas.

Otra posiblidad es la de casarse. Generalmente entre miembros de distinto sexo, pero muchos servidores han implementado la opción de casarse entre miembros del mismo sexo. Si se casan, los jugadores adquirirán unas pequeñas habilidades como intercambio de vida o teleportarse a donde se encuentre su pareja. También en algunos servidores podrán tener su propia vivienda e incluso adoptar un hijo, que no es más que un mini personaje no tan potente como sus padres pero manejado por otro jugador.

Sin embargo, el juego tiene también sus fallos. Para empezar levear es un punto en contra. Muchas horas para alcanzar el nivel 99 (y más aún si eres renacido) y las quest son bastante escasas, así que hay que limitarse a cargarse grupos de monstruos. Acompañado de otros jugadores es divertido, pero jugando solo se convierte en un tostón. Para solucionar estas cosas hay servidores que tienen todos sus parámetros multiplicados x10, x100, etc. No os aconsejo meteros en uno con los parámetros x1, x2 o x3 a no ser que tengáis en mente que os esperan meses por delante para subir a un nivel aceptable.

Por otro lado, lo mejor del juego aparte de compartir el subir de nivel con los amigos, es participar en las WoEs. Los War of Emperium consisten en que varios clanes dos días a la semana y durante dos horas esos días luchen por el control de varios castillos. Los que defienden el castillo han de procurar que los clanes contrarios no destruyan una piedra (colocada en lo más profundo del castillo) llamado Emperium; si no lo logran, el castillo pasará a ser parte del clan que destruyó la piedra.

Hay otras formas de PvP que no tienen que ver con las WoEs, como los battlegrouns, que son mazmorras donde se pueden enfrentar hasta 19 jugadores contra otros 19 en bandos distintos o zonas especiales de PvP de todos contra todos. Hay incluso servers en el cual todo el juego es PvP.

Bueno, para empezar con esta información se puede considerar que sabéis una pequeña parte del juego. Os recomiendo que lo juguéis si queréis saber más buscando servidores en tops como http://top.ragnarokonline.es/. Además podéis consultar Rune-Nifelheim para informaros sobre cómo haceros el personaje, guías y demás del juego. Es un juego que no necesita un ordenador potente para jugar y que puede dar bastante diversión si queréis probar cosas nuevas.

You may also like...

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.

La legislación española obliga a nuestro blog a mostrar este molesto mensaje. Si continuas navegando consideramos que aceptas el uso de cookies. Si quieres saber más sobre la política de cookies, pincha en el enlace para más información.plugin cookies

ACEPTAR
Aviso de cookies
A %d blogueros les gusta esto: