¡Sonic Mania!

Los juegos de la saga Sonic the Hedgehog (especialmente aquellos que salieron durante la época de las consolas de 16 bits) son mis preferidos. Sin duda alguna. Para quien no lo sepa, son juegos de plataformas de desplazamiento horizontal a los que se añade la velocidad como componente esencial. Por eso, cuando Sonic Mania fue anunciado no pude evitar sentir el hype recorriendo mis venas. Pero no pude dejar de verlo con excepticismo hasta que pude probarlo. Bien, aquí hablaré un poco del juego.

La saga de Sonic lleva dando bandazos de un tiempo a esta parte desde que empezaron a salir sus contrapartidas en 3D. Si bien es cierto que salieron juegos bastante buenos (Sonic Generations, Sonic Colors, Sonic Adventure, etc), también han salido otros que han sido, por decirlo pronto y mal, una decepción mayúscula (Sonic 2006, Shadow the Hedgehog, por ejemplo). Una de las fórmulas que se han venido repitiendo de un tiempo a esta parte es también intercalar las aventuras 3D del erizo azul con otras en 2D, con diversos niveles de éxito en estas últimas, pero por lo general mejores resultados. Sin embargo, no ha sido hasta ahora que ha aparecido Sonic Mania que puedo decir que tenemos otro juego a la altura de los originales, convirtiéndose en otro de mis juegos preferidos hasta la fecha.

Y todo es gracias a que Sega tuvo el buen sentido de contratar a Christian Whitehead junto con los grupos Headcannon y PagodaWest para desarrollar lo que sería la próxima entrega en 2D de Sonic. De esta manera, se pusieron manos a la obra y salió el nuevo Sonic Mania.

Dejando de lado aquellas versiones como Sonic the Hedgehog IV y similares, Sonic Mania retoma los hechos donde lo dejaron las anteriores entregas, no concediendo demasiada importancia a lo que ocurrió posteriormente. En este juego volvemos a tomar el control de Sonic, Sonic y Tails, Tails y Knuckles para enfrentarnos a 12 niveles. Dejamos de lado también los gráficos más actualizados, realizando una auténtica obra de arte del pixel art que se asemeja bastante a lo que hemos visto en los juegos de Mega Drive, pero con unas animaciones mucho más fluidas.

Además, el juego cuenta con sus propias mecánicas y fases especiales. Aparte de los 12 niveles que podremos recorrer en esas modalidades, tendremos también algunos mini juegos ocultos que se irán desbloqueando según completemos el juego, o las fases del ovni, que son aquellas que nos permitirán conseguir las Esmeraldas del Caos, inspiradas en las fases especiales de Sonic CD pero llevadas a la práctica mucho mejor y de forma más fluida, dejando de lado esa especie de pseudo 3D de las originales. No podemos olvidarnos de las fases de las bolas azules que ya aparecieron en Sonic 3 y Sonic & Knuckles, ahora siendo un buen puñado más y con el único objetivo de conseguir unas monedas coleccionables que nos dan acceso a otros modos.

No terminamos aquí. Al sistema jugable podemos añadirle un nuevo poder de Sonic y la posibilidad de desbloquear otros antiguos. En cuanto al nuevo, apretando el botón de salto una vez estemos en el aire y soltándolo en cuanto toquemos el suelo, realizaremos un spin dash automáticamente. Se agradece la inclusión de este nuevo poder. Según vayamos avanzando se desbloqueará la capacidad de poder usar otros poderes, como el escudo temporal de Sonic 3, la aceleración de Sonic CD o la posibilidad de jugar con Knuckles de compañero en el modo “& Knuckles”, un meme que lleva ya mucho tiempo circulando por internet.

En cuanto a las fases, son perfectamente explorables y bastante grandes, con mucha parte del recorrido que difiere en aquellos niveles “reimaginados”. Y es que este Sonic Mania tiene 8 niveles que son homenajes directos a aquellos de Sonic the Hedgehog, Sonic the Hedgehog 2, Sonic 3 & Knuckles y Sonic CD. Otros cuatro son niveles totalmente nuevos y diseñados para la ocasión, y son una muy buena adición al juego (ojalá otro juego de Sonic creado por esta gente sólo con niveles nuevos). Cada uno de ellos cuenta con dos actos (a excepción del último) y un jefe tras cada uno. En el primer acto podremos oir la música actualizada del nivel en caso de que sean reimaginados) y en el segundo una vuelta de tuerca a los escenarios y la canción correspondiente. Los niveles son los siguientes: Green Hill (Sonic the Hedgehog), Chemical Plant (Sonic the Hedgehog 2), Studiopolis, Flying Battery (Sonic & Knuckles), Press Garden, Stardust Speedway (Sonic CD), Hydrocity (Sonic the Hedgehog 3), Mirage Saloon, Oil Ocean (Sonic the Hedgehog 2), Lava Reef (Sonic & Knuckles), Metallic Madness (Sonic CD) y Titanic Monarch.

Existe aparte de eso algún nuevo item, como el monitor con el anillo azul. Esto hace que los anillos no se desperdiguen todos como antes, sino que aparezcan anillos grandes que al recuperarlos cuenten como un grupo de ellos. Además, vuelven los clásicos como escudo azul que te protege de un golpe, la invulnerabilidad, el monitor de Eggman (que te hace daño) y los que se incluyeron a partir de Sonic 3: bola de fuego, escudo imán y burbuja.

En cuanto a la música, genial. Hyper Potion se ha currado un par de canciones muy majas para la intro del juego, que además está perfectamente animada por Tyson Hesse, muy buena. Para las canciones que acompañan el juego, son composiciones realmente buenas, las de los niveles prestados de anteriores juegos con su propio giro de tuerca, y todo es gracias a Tee Lopes, de PagodaWest Games.

No quiero olvidarme de mencionar, a modo de broche final, la cantidad de guiños a los fans de Sonic que incluye esta entrega. Desde los antiguos eslógans de Sega como Welcometothenextlevel hasta la creación del Motorbug que se alarga en relación al trabajo de un programador recientemente fallecido que los creó en su juego personal de Sonic.

Nada más que añadir. Es un juego, para mí, de todo punto recomendable para todo el mundo e indispensable para los incondicionales de Sonic. ¡Que lo disfrutéis!

Saludos y abrazos.

Actualización (02/02/18): Se han corregido varios errores ortográficos y de sintaxis del texto. Gracias a Kisara por la ayuda.

You may also like...

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.

La legislación española obliga a nuestro blog a mostrar este molesto mensaje. Si continuas navegando consideramos que aceptas el uso de cookies. Si quieres saber más sobre la política de cookies, pincha en el enlace para más información.plugin cookies

ACEPTAR
Aviso de cookies
A %d blogueros les gusta esto: