Tarde de juegos. Un breve repaso de algunos juegos de mesa (1ª parte).

“Me aburro, ¿jugamos a alguna cosa?” Seguro que alguna vez has oído o dicho esta frase en compañía de tus amigos. A mí también me ha pasado y vengo a mostrarte algunos juegos a los que jugamos mis amigos y yo para amenizar esas tardes sin partida de rol, sin vicio a la consola o que no apetezca salir a la calle.

Voy a hacer un pequeño repaso sin extenderme sobre algunos de estos juegos de mecánica sencilla que no requieren un esfuerzo para ser transportados y que siempre estarán en la recámara para divertirnos cuando no haya nada mejor que hacer (y porque molan bastante).

Munchkin: Mata a los monstruos. Roba el tesoro. Apuñala a tus amigos. Si eres jugador de rol, tendrás una idea de lo que es un personaje munchkin: un personaje con sus características maximizadas para ser mejor en muchos aspectos que el resto del grupo. En este juego, el objetivo de todos los jugadores es hacerse un personaje como este.

Este juego de cartas es sencillo y rápido de jugar para grupos pequeños. En él empiezas como un humano de nivel 1. Según vayas robando cartas de tesoros y monstruos, conseguirás mejor equipo para tu personaje para poder derrotar monstruos más grandes. Tu objetivo es llegar a nivel 10 de personaje aunque para ello tendrás que doparte lo máximo posible y putear a tus colegas a partes iguales. Hay cartas tan graciosas como Llorarle al Máster (que te hace ganar un nivel automático) y otras como Ese Conejito de Esa Película.

Bang! es uno de los juegos más divertidos a los que he jugado. Se juega rápido y tiene reglas sencillas. Cada jugador tendrá un vaquero con sus respectivas vidas y un rol escondido: Sheriff, Alguacil, Forajido o Renegado. El único personaje que empieza con el rol a la vista es el Sheriff, que tendrá una vida más de la que especifica su carta. El objetivo del Sheriff es sobrevivir, el de los Alguaciles, proteger al Sheriff. Mientras tanto, el objetivo de los Forajidos será matar al Sheriff y el de los Renegados, ser el último que quede vivo sobre la mesa sin que los Forajidos hayan logrado su objetivo antes.

Cada personaje roba dos cartas en su turno y va jugándolas: Bangs para realizar un disparo, armas que tienen efectos especiales o permiten ver a otros jugadores y, por tanto, dispararles. Cartas Fallaste! para evitar que los Bangs! nos quiten una vida y demás. En sus expansiones también encontraremos cartas de eventos que nos impondrán reglas para jugar distintas cada turno.

Carcassonne es un juego a partir de dos jugadores en el que colocaremos fichas para construir un mapa con sus pueblos, abadías, caminos y campos. Utilizaremos fichas de muñequitos con nuestro color para determinar que esa construcción es nuestra y cada vez que completemos totalmente la construcción de cada uno de estas estructuras, sumaremos los puntos pertinentes y podremos retirar nuestra ficha. Puesto que estas fichas son finitas, el juego nos obliga a tener cuidado a la hora de elegir dónde posicionarlas dado que podemos acabar con nuestros rivales colocando fichas de terreno que nos haga imposible acabar nuestras construcciones y, así, no poder volver a utilizarlas.

Zombies!!! es otro juego de tablero en el cual cada jugador encarnará a un superviviente… ¡y a los mismos zombies! El juego empieza con una ficha de tablero central que será la plaza de la ciudad. Cada turno, el jugador al que le toque colocará una nueva pieza de ciudad y un zombie por cada entrada que tenga la calle (esto es, si es un pasillo, tendra dos entradas y, por tanto, un zombie en cada extremo). Entonces ese jugador moverá su personaje por la ciudad consiguiendo más vida y balas para disparar (el disparo se realiza con un dado de seis caras gastando el contador pertinente) a la par que roba cartas de evento que podrá jugar en su turno o cuando sea indicado. Después, moverá una casilla cierta cantidad de zombies.

El objetivo del juego es matar a cierta cantidad de zombies por jugador o ser el primero en escapar por la casilla del helicóptero cuando esté totalmente vacía. Lejos de ser un juego cooperativo, los jugadores intentarán casi siempre acabar con los personajes de los demás jugadores echándoles zombies encima y con otras cartas de evento.

Y con esto he llegado al final de la primera entrada dedicada a los juegos de mesa. Cuatro juegos buenos para jugar bastante simples en cuanto a reglas y no muy caros. Todos estos juegos tienen expansiones a su vez para darle una vuelta de tuerca a las partidas. Algunos son más rápidos de jugar (como Bang!) y otros más lentos (como Zombies!!!) pero son todos muy divertidos y pueden dar horas de vicio. Te aconsejaría que echaras un vistazo a los links que acompañan cada juego para conocerlo mejor si es que te interesa la propuesta o mirar los vídeos de demostración.

You may also like...

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.

La legislación española obliga a nuestro blog a mostrar este molesto mensaje. Si continuas navegando consideramos que aceptas el uso de cookies. Si quieres saber más sobre la política de cookies, pincha en el enlace para más información.plugin cookies

ACEPTAR
Aviso de cookies
A %d blogueros les gusta esto: