Una fiesta de videojuegos retro

nes-classic-editionEl pasado fin de semana me permití un descanso después de tanto tiempo de trabajo y demás, y llegó algo que llevaba esperando desde que me invitaron: una fiesta de videojuegos retro. Bebida, colegas y una casa llena a rebosar con todo tipo de sistemas de entretenimiento (desde una máquina recreativa como las de los salones de antaño hasta la Mega Drive montada en la Mega CD y con la 32X). El organizador, otro colega que convirtió su casa en esta auténtica maravilla, se encargó de organizarlo todo con la única ayuda de otro de los participantes.

Esto es Outfoxies, un pedazo de juego fenomenal. Muy divertido, rollo Super Smash Bros

Esto es Outfoxies, un pedazo de juego fenomenal. Muy divertido, rollo Super Smash Bros

La premisa ya de por sí era buena, pero no fue hasta que nos dimos cuenta de que competiríamos todos en una serie de torneos y retos usando todo tipo de juegos antiguos que tomó un cariz incluso más interesante. Jugamos a todo tipo de juegos, aunque algunos de los que estaban programados para jugar los tuvimos que dejar al final. Para empezar, Outfoxies. Vale, este juego seguro que no lo recuerda nadie (yo mismo no lo había jugado hasta ahora), pero la premisa es muy similar a la de Super Smash Brothers. Cada jugador toma el papel de un mafiosete y se lía a leches con los demás. Los escenarios se van destruyendo a medida que pasa el tiempo, también nos pondrá dificultades (caer a una piscina de tiburones, ser aplastados en una máquina de montaje en serie, etc) y podremos hacer uso de ciertas armas repartidas por todo el escenario. Los escenarios son pocos pero bastante divertidos, y cada personaje tiene su propio poder a pesar de que los ataques básicos sean igual para todo el mundo (puñetazos, patadas y poco más). En esta partida iba pegando una paliza importante a mi rival, pero me remontó en el último momento y tuve que conceder.

El segundo juego fue ya con la Mega Drive 32x, y es que no hablamos de cualquier juego, sino de Virtua Racing. Este es uno de los primeros juegos de conducción en 3D con gráficos poligonales para consola, y se le notan los añitos, pero sigue siendo divertido. Por desgracia, y aunque conocía este juego anteriormente, apenas habré jugado un par de veces, con lo que cometí algunos errores graves y mi rival me pegó una paliza de impresión, sacándome una ventaja de casi medio minuto que me sacó del torneo.

Virtua Racing. Juegazo, me planteo conseguirlo para darle un buen vicio.

Virtua Racing. Juegazo, me planteo conseguirlo para darle un buen vicio.

El tercer juego fue… tachán, tachán, Fifa 95 Soccer, jugado en emulador de Mega Drive en una Shield de nVidia. Mira que no me gustan los juegos de futbol, pero a este lo consideraba pasable. Es increíble que fuera en este juego en el que obtuviera mi primera victoria. Por desgracia, no pasé de semifinales, todo ello sin siquiera saber bien los controles (me apaño bastante mal en estos juegos).

Cuarto juego, y vamos con Ghosts’N Goblins en la NES mini que también teníamos la posibilidad de jugar. En esta íbamos a puntos, así que poco que decir. Sin haberlo jugado mucho, no se me dió especialmente bien, sin tampoco quedarme mucho más abajo de la media. Ya en este punto me estaba desesperando de no conseguir sacar tajada a mis rivales y propuse echar alguna partida a algún otro de Mega Drive (algo más rollo plataformas que me resultara familiar…. como Sonic, por ejemplo) pero no coló y continuamos con la partida.

Sin dejar un momento de jugar si no era para contemplar la increible colección de frikadas en la casa de nuestro anfitrión o coger una cervecita del frigorífico, llegó por fin el turno de Street Fighter, eso sí, versión recreativa. ¿Qué versión en concreto? Pues no lo recuerdo, la verdad. Tampoco soy gran aficionado a esto. Me tocó la primera partida contra el anfitrión, que declaró su nulidad en este juego, y yo pensando que tampoco se me iba a dar nada bien. Me cayó una buena paliza en el primer round tras un pequeño calentamiento. En el segundo y tercer round, encontré el botón de patada y la paliza se volvió en contra de mi contendiente, que perdió de mala manera en el último momento. Ya en semi finales, otro jugador que parecía escoger personajes al azar se decidió por Zangief, que no resultó en un problema para mi nula habilidad de combate con Ryu. La final fue ya punto y aparte, pues el vicio del colega que se vió las caras conmigo era de niveles épicos, y apenas pude hacerle frente (me tendría que haber cogido a Vega para este combate, leñes).

Como aún quedaba tarde por delante, seguíamos probando juegos y viciando, por fin llegándole el turno a Crazy Taxi de Dreamcast, con partida de prueba inclusive. Aquí fue ya un cachondeo, recuerdo que en la partida de prueba me hice mogollón de pasta (hasta el punto de quedar el primero o segundo) y sin embargo en la definitiva estuve haciendo tanto el tonto y cometiendo tantos errores que me quedé el último. Me pasa por hacerme el listo acojonando a todos con lo bien que lo había hecho en la de prueba. Y sí, no me da verguenza decir que a este juego no había jugado anteriormente.

Me encantan los beat em up y me encanta Cadillacs and Dinosaurs

Me encantan los beat em up y me encanta Cadillacs and Dinosaurs

Siguiente en la lista fue Cadillacs & Dinosaurs, un beat em up clásico que lo mola todo, y en el que me quedé el tercero (para mi desgracia, con lo bien que se me da), jugando a dos jugadores y consiguiendo puntos. Este juego lo disfruté muchísimo, uno de mis preferidos sin duda alguna y en este no tengo excusas, en su momento le eché unos buenos vicios (aunque parece que otros dos lo hicieron mucho mejor que yo). Salí muy contento con mi rendimiento en este.

Después de esto ya pasamos de los torneos y nos concentramos en jugar a cualquier juego que caía en nuestras manos. Hubo Golden Axe, Final Fight, Teenage Mutant Ninja Turtles Hyperstone Heist, incluso una gran viciada a cuatro jugadores al Virtua Tennis de Dreamcast. A partir de aquí, pizza para cenar, y más juegos hasta que nos retiramos, mucho pique, mucha diversión. Fue una pasada y le expresamos a nuestro anfitrión nuestros deseos de una nueva reunión, aparte de felicitarle por lo bien que se lo montó. Si tenéis la posibilidad vosotros de organizar algo así, os lo aconsejo de todas todas, porque fue una maravilla.

Saludos y abrazos.

You may also like...

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.

La legislación española obliga a nuestro blog a mostrar este molesto mensaje. Si continuas navegando consideramos que aceptas el uso de cookies. Si quieres saber más sobre la política de cookies, pincha en el enlace para más información.plugin cookies

ACEPTAR
Aviso de cookies
A %d blogueros les gusta esto: