Una reflexión sobre el blog

Blog Microphone por Michael Sauers CC-BY-NC-SA

Blog Microphone por Michael Sauers CC-BY-NC-SA

Una vez más aquí, frente a la pantalla del ordenador, escribiendo para todos vosotros y para mí mismo. A veces, el hecho de escribir en este blog es, para mí, como cuando trabajo en una partida de rol para mis jugadores. Es algo que requiere trabajo, ganas y me gusta hacer. Otras veces no tengo tantas ganas pero me empujo un poco a hacerlo porque sé que conviene seguir adelante. Siempre intento que no haya entradas absurdas o inútiles que no aporten nada.

A veces lo consigo con más o menos éxito. Quizás haya algunos momentos en que la entrada sea un simple añadido al contenido principal, como en el caso de alguna serie de vídeos de YouTube. Otras veces, me siento realmente inspirado y voy escribiendo sobre algún tema en particular mientras dejo volar la imaginación, basándome en la experiencia. Desde luego que no siempre el texto es una obra de arte o está completamente a mi gusto, pero me ha dado por pensar desde hace mucho que someter a reiteradas ediciones un texto puede llegar a destrozarlo por completo o deshecharlo por no ser lo suficientemente bueno. Si por mí fuera, revisaría tantas veces las entradas que acabaría publicando tan solo un par al mes.

Pero he de admitir que un poco más de supervisión y correcciones al texto no le vendría mal tampoco. Porque claro, me encantaría que cualquier que pudiera leerme lo disfrutara plenamente. La extensión del texto también es un problema, y es que la gente dispone de muy poco tiempo para sentarse con tranquilidad a leer un texto larguísimo, por interesante que resulte. Esto tiene aún mucha más visibilidad en la prensa escrita, cuando las noticias son sencillas y fáciles de leer, y a pesar de eso no es para nada extraño que se usen estrategias como el clickbait para atrapar al lector picando su curiosidad, aunque el artículo en sí no sea tan sorprendente ni emocionante como nos imaginábamos en un principio.

Ando dándole muchas vueltas al tema de preparar mejor las entradas e informarme y formarme más para entregar más calidad. De hecho, ese es mi segundo objetivo, siendo el principal crear contenido original para Distrito Digital. Me encantaría, de verdad, sería maravilloso, poder pasar una temporada sólo escribiendo, leyendo e ideando cómo sacar adelante esos trabajillos de los que siempre estoy hablando por aquí y que llevan retrasándose tanto tiempo. La pregunta es a ver qué dejo por el camino para seguir con ello adelante. ¿Será el blog uno de los mayores problemas para este propósito? Seguramente.

Y sin embargo, no quiero desprenderme de mi primera creación de la que estoy verdaderamente orgulloso. Si bien no tengo una cantidad de contenido ni mogollón de seguidores, estoy contento con mi trabajo aquí en general, y me gusta releer mis escritos de vez en cuando. Muchas veces me sorprendo con entradas antiguas, otras veces sonrío satisfecho con lo que se ha mejorado y otras tantas con tristeza por detectar fallos que cometo ahora pero no en el pasado.

De verdad, me encantaría entrar en serio con mis proyectos y poder sacar ambientaciones enteras, escribir relatos e incluso alguna novela en el futuro. La cosa es… ¿cuándo? Ojalá conociera la respuesta.

Saludos y abrazos.

You may also like...

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.

La legislación española obliga a nuestro blog a mostrar este molesto mensaje. Si continuas navegando consideramos que aceptas el uso de cookies. Si quieres saber más sobre la política de cookies, pincha en el enlace para más información.plugin cookies

ACEPTAR
Aviso de cookies
A %d blogueros les gusta esto: